Bien está lo que bien acaba

 Bien está lo que bien acaba

MotoGP

El mundial de MotoGP finalizó hace ya una semana, en el circuito más espectacular de un calendario 2020 por el que pocos apostaban allá por el mes de marzo y toca hacer balance.

Reconozco que yo era uno de los que dudaba de que el presente curso llegara a su conclusión de la forma tan digna en que lo ha hecho en el año de la pandemia. Y aquí toca quitarse el sombrero ante el promotor del certamen.

Dorna, primero ayudando económicamente a los equipos durante el parón y luego confeccionando una completa agenda de carreras que se pudo cumplir sin problemas, ha dado todo un ejemplo de cómo se pueden aunar deporte, responsabilidades laborales y estrictas medidas de seguridad para sacar adelante un campeonato completo. Una encomiable labor de planificación que para sí quisieran algunos de los gobernantes que nos han tocado en estos tiempos tan oscuros.

Pasando a lo puramente deportivo, los toboganes de Portimao cerraron de forma emocionante los dos títulos pendientes en favor de Bastianini y Arenas. Mi más sincera enhorabuena a Albert por un título logrado a base de muchas temporadas de sacrificio y trabajo, años en los que vio como algunos rivales de su edad con menos méritos iban ascendiendo en medios y categoría. En cuanto al italiano, ojo con él en MotoGP, estoy convencido de que puede ser una de las sorpresas del próximo curso.

Este bisiesto nefasto fue un curso en el que nadie pareció querer ocupar el trono vacante hasta bien entrado el año. Analicemos a los 15 primeros:

Joan Mir: El mallorquín tuvo un comienzo renqueante y dubitativo. El momento cumbre de la temporada fue su decidido adelantamiento a Valentino Rossi en Misano que le hizo asumir el poder optar a cotas más altas. A partir de entonces vimos a un Mir con una única misión, ganar su primer (y no último) entorchado en MotoGP.

Franco Morbidelli: El italiano menos italiano tuvo un pilar fundamental en su ascensión, un Ramon Forcada que se sacó de la chistera estirar sus motores como si de un chicle se tratara. Un subcampeonato más que merecido al demostrar ser uno de los más rápidos en pista sin tener el apoyo incondicional de una fábrica detrás.

Alex Rins: Temporada marcada por la lesión de Jerez, de la que le costó salir física y me atrevo a decir que anímicamente. Sin ella, con toda probabilidad habríamos visto una lucha fratricida en Suzuki que quizás tampoco habría sido buena para el equipo de Hamamatsu.

Andrea Dovizioso: El gran derrotado. No se puede pasar de tres temporadas consecutivas peleando el título a Márquez a hacer de comparsa sólo por sus malas relaciones con Ducati y el anuncio de su no renovación. Era el momento de hacer de tripas corazón y por puro pundonor, cerrar la boca a los que no confiaron en él dentro de la fábrica de Borgo Panigale.

Pol Espargaró: Se encuentra en el momento más dulce de su carrera y es aún mejor piloto que el que se proclamó campeón del mundo de Moto2. Deja una KTM lista para luchar por el título por una Honda que quiere recuperarlo a toda costa. Espero que no acabe echando de menos los aires austriacos.

Maverick Viñales: Me cuesta juzgarlo. No sé en qué liga juega, si en la de los ganadores a los que la moto no le deja progresar o en la de los que buscan la primera excusa para borrarse de la pelea por el título. Siempre pensé que estaba en la primera opción y espero que lo demuestre.

Jack Miller: Ni frío ni calor. Ha demostrado ser un muy buen piloto satélite tras bastantes años en MotoGP pero ahora tendrá que liderar a una fábrica tan complicada como Ducati y tampoco ha dado motivos para creer que lo puede hacer.

Fabio Quartararo: Se le dio bien jugar al contragolpe al enfrentarse a Márquez, pero la soledad del liderato le causó vértigo. Algo relativamente normal si tenemos en cuenta que jamás se ha jugado un título en el mundial, una presión que si conocen la mayoría de sus compañeros de parrilla. Vamos a ver cómo se le da ser primer espada en Yamaha.

Miguel Oliveira: En su segundo año en MotoGP ha dejado bastantes destellos de su gran clase. Tiene personalidad suficiente para convertirse en el nuevo jefe de filas de KTM tras la marcha de Espargaró y pelear por el título, pero para ello tendrá que comenzar la temporada tal y como tiene costumbre de acabarlas.

Takaaki Nakagami: La gran esperanza nipona de Honda se ha merecido un podio que no llegó. Por lo demás, tampoco hay que esperar mucho más del voluntarioso piloto del LCR.

Brad Binder: Después de una victoria de campanillas en Brno, se diluyó como un azucarillo. Fue el mejor debutante pero tendría que haber mostrado más regularidad. Muchos lo ven como una estrella en ciernes, pero aún le quedan temporadas de picar piedra.

Danilo Petrucci: Cumplió con su victoria anual, que ya es mucho.

Johann Zarco: Capaz de lo mejor y de lo peor. Potencial tiene, cabeza para manejarlo no sé. Si no se espabila, Jorge Martín se lo acabará comiendo en el Pramac.

Alex Márquez: Temporada más que sobresaliente para un ‘rookie’ en el que ni siquiera su equipo confió y lo despachó sin haber empezado la temporada. Sobreponerse a este hecho y a ser el hermano del campeón para acabar peleando por el podio tiene mucho mérito. Ojalá el LCR le proporcione la tranquilidad que necesita para seguir creciendo.

Valentino Rossi: COVID, motores rotos, defenestración en Yamaha, complicada negociación con Petronas…desde luego no es la mejor forma de correr con 41 años para alguien que lo ha sido todo. Probablemente 2021 será el “Farewell Tour” en un campeonato que ya no es el suyo. Me alegraría verlo despedirse con una última victoria ante los jóvenes leones.

Y no quiero terminar sin mencionar a Marc Márquez. Me da igual que vuelva la próxima temporada o que tarde varias en hacerlo. Su lesión es grave y lo único que deseo fervientemente es que se recupere completamente sea cuando sea. Lo que ha hecho ya está escrito con letras de oro en la historia del motociclismo y es imborrable aunque no volviera a competir.

Esto ha sido todo amigos. Que tengan una buena salida del innombrable año y que 2021 nos traiga salud y buenas carreras.

Patrocina MRN

Contratar buenas firmas y conseguir información es un proceso costoso. Juzga y valora nuestro tabajo y ponle precio aquí:

App Móvil MotoRaceNation

Disponible en Google Play

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web usa las cookies imprescindibles. Si sigue navegando entenderemos que las acepta.