Editorial Programa #21


En plena tormenta informativa por lo que sea que Dani Pedrosa haya anunciado en “su extraordinaria” Rueda de Prensa, por muy excepcional o sorprendente que resulte el anuncio seguro que no oiremos ninguna de las incómodas preguntas que muchos de los interesados no quieren ver publicadas tal y como bien apuntó el compañero Pipe en la editorial de MotoRaceNation20.

Una de las incómodas preguntas que podría haber recibido Dani Pedrosa a lo largo de su carrera es acerca de esas dos décimas que tradicionalmente ha ganado o perdido en señalados circuitos y que en muchas ocasiones se han achacado a la motivación o al exquisito setting que el piloto ha conseguido. Si dos décimas pueden ser un motivo incómodo de pregunta, imaginen ustedes cuán incómodo puede ser preguntar por los casi dos segundos por vuelta que Ana Carrasco se encontró en Imola, a media temporada, en una moto derivada de calle y sin previo aviso. Difícil, muy difícil achacar a la motivación o a los limitados settings de una SSP300 una diferencia que servidor, en casi 30 años viendo carreras de diversos campeonatos, nunca ha llegado a ver, menos aún con la temporada ya iniciada.

No voy a negar lo positivo y conveniente de los resultados de Ana para la difusión del Mundial de SSP300 en España, aunque el precio fuera el olvido del resto de pilotos españoles en la categoría, tan conveniente de la victoria de Hendra Patrama, inesperada, incontestable y apabullante a lo Ana Carrasco, y tan positiva para la difusión del campeonato en Indonesia.

Poco menos que de oficio, el reglamento se ha ido igualando para que el rendimiento de Kawasaki y el resto de marcas se igualara por un lado, y el de Carrasco con el resto de compañeros de marca y equipo por otro, hasta el punto de ver motos que perdían cinco segundos en pretemporada ahora ganan carreras y suben al podio, mientras que KTM se mete de lleno en la lucha por el título con Luca Grunwald, alemán él. Pero ojo con las suspicacias, pensar que un reglamento que busca la igualdad está perjudicando a algún piloto a estas alturas del campeonato es reconocer que lo ha favorecido en otros momentos.

Deja un comentario