Rodar en circuito – Capítulo 3 – Ya casi estamos

WhatsApp Image 2022 01 25 at 10.16.45

¿Y qué me llevo?

Hombre, teniendo en cuenta lo que íbamos a hacer, lo evidente es la moto y la equipación. ¿Has de tener lo último de lo último en todo? No, no es necesario, pero esto es como todo, cuanto mejor sea lo que lleves, mayor margen de seguridad tienes en el momento de una caída, que todos deseamos que no ocurra, pero una vez en pista empiezas a cogerle el gustillo y… bueno, que esas cosas pasan. Ojo que las equipaciones de cordura están aceptadas, siempre que se pueda unir chaqueta con pantalón mediante cremallera, como ocurre con los monos de dos piezas de piel.

Con esto ya podrías entrar y disfrutar de las tandas, pero no olvides que el día es largo. Veamos qué podemos echar para mejorar el resultado:

  • Para la moto:
    • Caballetes: dependiendo del espacio del que dispongas, no está de más que eches los caballetes. Estos te van a permitir trabajar sobre la moto con mayor comodidad y cuestiones como engrasar la cadena son mucho más fáciles. Además, si quieres entrar a pista con los neumáticos con temperatura, son indispensables para poner lo siguiente.
    • Calentadores: ¿Puedes irte sin calentadores? Sí, puedes hacerlo, de hecho yo lo hice y entras en el momento de “toco la rueda con la mano para ver cómo está”. Este gesto es un tanto absurdo, pues antes de entrar a pista están fríos como un témpano y una vez acabas los tienes calentitos. Si decides no llevarlos, sé paciente y muy prudente, pues en las primeras vueltas no podrás apretar hasta que la goma haya alcanzado cierta temperatura de trabajo, lo irás notando a medida que ruedas.
    • Grasa para la cadena: no hay que decir mucho más, mantenla a punto, de su estado depende mucho el comportamiento de tu moto.
    • Caja de herramientas: para cualquier cosa vas a necesitar alguna herramienta. Lleva un kit lo más completo posible porque nunca sabes qué puede pasar. Incluso te puedes animar a quitar en el mismo circuito los espejos y el portamatrícula, ya es cuestión de gustos.
    • Gasolina: efectivamente, hazte con bidones para poder llenarlos de gasolina justo antes de entrar a circuito por la mañana, así no cargas con combustible más tiempo del necesario.
    • Bridas: el invento más sencillo y versátil, que nos puede sacar de muchos apuros.
    • Alcohol: sí, echa un poco de alcohol. Muchos de nosotros solemos dar algún tipo de producto de acabado una vez limpiamos las motos, cera, vinilo… Estas sustancias harán que se despeguen las pegatinas que te dará la organización. Con ese poco de alcohol, o limpiacristales en su defecto, te permitirá “desengrasar” la zona donde vayas a poner las pegatinas y evitarás perderlas a mitad de la primera tanda.

 

  • Para ti:
    • Algo de comida, pero no mucha, algo ligero, fruta o similar y agua. El organizador, en mi caso, facilitaba con la inscripción tres bebidas a elegir y tres barritas energéticas. Llenarte el estómago cuando después vas a entrar en pista no es para nada recomendable, a menos que quieras terminar en boxes “llamando a Juan”…
    • Una silla y una mesa. Sí, parece una bobada, pero tener una silla en la que situar las posaderas es la diferencia entre acabar “reventao” o “para el arrastre”…

IMG 20211022 WA0012

El transporte

No todo el mundo vive cerca del circuito, así que toca hacer kilómetros antes de llegar. En nuestro caso, programamos para estar la tarde de antes en el circuito para dejar las motos y todo el equipo allí, en el box asignado, para así tenerlo todo listo a la mañana siguiente en el día de las tandas. Confirmas la inscripción y compruebas que todo esté en orden. Nuestra opción fue pasar la noche en hotel para cenar y descansar, buscando estar lo mejor posible por la mañana.

Para transportar las motos optamos por remolques. Dos motos viajan bien en uno de ellos y tienes la opción de alquilarlos si es que no tienes uno. Dedica tiempo a fijarlas con eslingas o cinchas, todo el que sea necesario, será la garantía de que no tendrás problemas durante el viaje. De hecho, haz simulacros con bastante tiempo de antelación para saber dónde y cómo vas a coger esas cinchas a tu moto y al remolque. Y para aumentar la garantía de que no se van a mover, deja la marcha engranada una vez esté en el remolque, nunca estará de más.

Llegas al circuito por la tarde, justo el día de antes de las tandas, bajas las motos, las metes en el box junto con todo el material y marchas del circuito con la confirmación de la inscripción y las pegatinas correspondientes.

IMG 20211017 WA0011

La noche de antes

Una de las mejores cosas que puedes hacer es no ir solo a un “fregao” de este tipo. La compañía se hace indispensable, se pasa mejor durante el día, se comentan las cosas y además, en caso de problema, siempre tienes más opciones para resolverlos. Una vez has salido del circuito, con todo preparado para el día después, lo ideal es una cena no muy cargada, con buenas risas y preparando el espíritu de cara al día siguiente. Puedes incluso dedicar algo de tiempo a repasar el circuito y comentarlo y digo repasar, pues lo ideal es que días antes veas vídeos para llevar el trazado medianamente memorizado.

Vete a descansar temprano, no estires la noche o lo puedes llegar a lamentar, al margen de poner en riesgo tu propia seguridad y la del resto de participantes por cansancio. Haz un último repaso a las cosas que te llevarás al circuito de equipaje y a dormir.

IMG 20211016 121912 scaled

La mañana

Levanta temprano, desayuna como un señor y vete pronto al circuito. Ten en cuenta que asistir al “briefing” es obligado, te explicarán cómo va a funcionar la tanda, tiempos, significados de banderas y cómo comportarse en determinadas situaciones que pueden darse, por ejemplo una caída.

Antes del briefing deberías echar un último vistazo para que todo esté en orden en tu moto, calentadores (si los llevas) puestos y funcionando, ponte la equipación, no seas remolón y revisa el nivel de gasolina. Lo ideal es que dejes el depósito lleno el día de antes. Puedes optar por llenarlo justo antes de llegar al circuito el día de antes, en alguna gasolinera cercana al circuito.

Haz algunos ejercicios de calentamiento, estiramientos. Se acerca la hora, te pones el casco y te diriges a la salida del “pit lane”. Estás a punto de rodar en el mismo sitio donde antes has visto tantas veces a tus pilotos favoritos ir muy, muy rápido, pero ¿cómo te irá a ti?

Esto lo vamos a dejar para la próxima entrega, en la que os comentaré las sensaciones de esa primera vez al entrar en pista.

Patrocina MRN

Contratar buenas firmas y conseguir información es un proceso costoso. Juzga y valora nuestro tabajo y ponle precio aquí:

App Móvil MotoRaceNation

Disponible en Google Play

Un comentario en “Rodar en circuito – Capítulo 3 – Ya casi estamos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web usa las cookies imprescindibles. Si sigue navegando entenderemos que las acepta.