El error televisivo de MotoGP

panoramaaudiovisual.com

Vamos a hablar de la parte de MotoGP que es negocio. Porque cualquier deporte de élite debe convertirse en un negocio para sobrevivir, y desde ese momento el show y la competición deben alimentarse mutuamente. Lo que nos lleva a reflexionar sobre el modelo de Dorna.

El acuerdo alcanzado por DAZN, tenedor de los derechos de emisión de MotoGP en España, y Movistar+ demuestran varias cosas y empiezan a escribir cuál ha de ser el nuevo modelo en el que se deberá sustentar la difusión de nuestro deporte. En televisión y resto de medios.

El Campeonato del Mundo de Velocidad ha ido saltando de plataforma en plataforma desde que salió de la cadena pública. Primero en Tele5 para luego recalar en Movistar, durante cinco temporadas, para terminar (hasta ahora) en DAZN.

Mientras que en Tele5 el canal rentabilizaba el pago de derechos a través de la publicidad, lo que llevaba a perderse unas 6 vueltas, en Movistar y DAZN se intentó rentabilizar el producto mediante suscripción, pero ninguno de los dos modelos ha funcionado.

¿Quiere decir eso que el producto de las carreras de motos no puede ser rentable? No, en absoluto. El error es tratar de rentabilizar el motociclismo como si se tratase de Formula1, o de fútbol. Un modelo que, para que funcione, has de tener una presencia gigantesca entre el público.

Panoramaaudiovisual.com

Por eso es necesario mirarse al espejo y saber reconocerse, quién y cómo eres. A partir de ahí sabrás qué es lo que no puedes hacer, así que te tocará investigar cuáles pueden ser las cosas que pueden funcionar para ti.

Lo primero es asumir que las suscripciones no han funcionado allá donde se ha impuesto, incluso en Italia ya se ha dado un acuerdo como el que habrá en España, y es que Sky revendió a DAZN el campeonato de MotoGP. Algo falla.

Quizá tenemos que empezar a asumir que la base de afición de MotoGP no es lo suficientemente grande como para aspirar a manejarse como los grandes deportes, que aún quedan algunos peldaños por escalar para poder adquirir el estatus de “grande”.

De la misma forma que se comprendió que la hegemonía técnica de Yamaha y Honda podía llevar al campeonato al ostracismo, y se cambió, también lo puede hacer el empecinarse en usar el mismo sistema de difusión e ingresos que ‘los mayores’.

MotoGP debe todavía trabajar en popularizarse, aún se debe encontrar un equilibrio entre los ingresos y la expansión para conseguir una mayor base de aficionados. Todos nos hemos preguntado alguna vez quiénes serán los que quieran ver MotoGP en el futuro, si los hogares en España que lo pueden ver está por debajo del medio millón.

¿Cómo generar nuevos aficionados cuando el deporte se esconde tras un muro de pago?

Y no sólo eso, sino que la existencia de múltiples plataformas complica más la situación. Es imposible que toda la población esté suscrito a las plataformas que existen, lo que fracciona la audiencia y sólo unos pocos tendrán acceso a las carreras.

Quizá estos acuerdos que han surgido de forma espontánea deban ser la guía para Dorna en las próximas negociaciones de venta de derechos televisivos: dejar atrás la exclusividad y pasar a una obligatoria compartición entre plataformas.

Patrocina MRN

Contratar buenas firmas y conseguir información es un proceso costoso. Juzga y valora nuestro tabajo y ponle precio aquí:

App Móvil MotoRaceNation

Disponible en Google Play

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web usa las cookies imprescindibles. Si sigue navegando entenderemos que las acepta.