Antes de empezar… ¿Qué hemos aprendido esta pretemporada de MotoGP?

A039123140 A937163 UC604164 High

Quizás una de las primeras cosas que aprendimos esta pretemporada es que en MotoGP, como en la vida, al que nace para pito nunca le faltará el viento. Aunque en principio parece que no reportará mayor gravedad, las caídas y lesiones vuelven a afectar a un Franco Morbidelli que apurará una vida extra en MotoGP en su llegada al Pramac Racing. Una llegada avalada por su condición de componente de la VR46 pero que se ha visto truncada por la caída que sufrió en Portimao aún antes de iniciarse las prácticas con las MotoGP. Un fuerte golpe en la cabeza le ha privado de toda pretemporada en su cambio de equipo y marca por prescripción médica, algo poco común en este deporte, al que se la ha criticado dejar subir a pilotos muy pronto a la moto tras fuertes golpes. Tampoco es muy común la lesión de rodilla que Morbidelli arrastra, ni su bajón de rendimiento con la Yamaha. Veamos qué viento le soplará este año pero para empezar, agradezcamos que la prescripción médica sea algo tomado por precaución y no por lesiones visibles.

Y hablando de oportunidades quemadas en MotoGP, uno de los pilotos con más presión este año será Jack Miller (Red Bull KTM Factory), que tras agotar la paciencia de Honda y Ducati va por el camino de agotar la paciencia de Pit Beirer, director deportivo de KTM al que la virtud de esperar resultados nunca le ha caracterizado. Beirer le ha pedido a Miller «el estado emocional adecuado» para ser competitivo. Una petición pública tal que esta podría parecer la ratificación antes del despido, más viniendo de un personaje que ha demostrado indolencia a la hora de deshacerse de sus estrellas emergentes, de sus estrellas consagradas y de cualquier piloto cuyo nombre no sea Brad Binder o Pedro Acosta. Para Miller toca reivindicarse y no sabemos si para permanecer en el grupo Pierer o para permanecer en MotoGP.

Algo parecido a la situación de Enea Bastianini (Lenovo Ducati Corse) tras un 2023 decepcionante. Con la noticia de la llegada de Fermín Aldeguer a Ducati Pramac en 2025, la renovación de Pecco Bagnaia hasta 2026 y con Jorge Martín aporreando el box oficial de Ducati desde hace ya un par de temporadas, y a la espera de lo que pueda suceder con Marc Márquez (Gresini Racing) en 2025, Bastianini se verá, se ve de hecho, en una situación que bien podría ser la otra cara de la moneda que jugó Morbidelli: quién sabe si no pertenecer a la VR46 puede costarle la permanencia en MotoGP viendo las plazas que podrían quedar libres en 2025.

En lo técnico, hemos aprendido que el factor más determinante de todos esos pequeños detalles determinante será la aerodinámica: el paso adelante que han dado Aprilia, KTM y Ducati en este sector salta a la vista, incluso los recursos aplicados para ello, con Aprilia utilizando sensores para medir los flujos en pista tal y como no hace tanto se hace en la Fórmula 1. De hecho, el alarde de Aprilia ha sido de órdago: una moto que admite hasta 20 configuraciones aerodinámicas distintas y la sombra de la inteligencia artificial para crear modelos sobre los que tomar decisiones en cada GGPP.

Aún así, el gato al agua parece que se lo ha llevado Ducati, creando una moto hecha a la medida exacta del renovado Bagnaia y que parece haber sentado bien al más que en duda Bastianini. Y decimos moto hecha a media de Bagnaia porque a Martín, que estuvo dudando sobre que aerodinámica elegir en Sepang, tomó el camino más recto eligiendo (esta vez sí) lo mismo que eligiera Bagnaia, algo de lo que no ha parecido salir muy convencido del último test de Losail. Una ventaja de las Ducati Corse que les pone, en teoría, justo por delante del alarde aerodinámico de Aprilia y KTM. Pero no nos engañemos, las tres motos son muy parecidas aerodinámicamente, basta con buscar fotos de las motos sin vinilar para observar bien las formas de las motos y ver que los conceptos son muy similares, así que quizá la balanza esté  más equilibrada que el pasado año. Al menos con las Ducati 2023.

Más cosas que aprendimos: Michelin no es perfecta. Se ha revisado mínimamente la presión mínima para el neumático delantero a la baja al tiempo que las marcas han buscado la manera de no sobrecalentarlos (el guardabarros que KTM ha probado es, al menos en concepto, espectacular).

De esta pretemporada también hemos aprendido que los fichajes hay que celebrarlos antes de tiempo. La ovacionada llegada de Luca Marini al Repsol Honda ha terminado en las públicas dudas del italiano sobre la moto, y que Alex Rins hable mejor del equipo y su personal humano que de la Yamaha también nos da pistas de cual será su rendimiento, al menos hasta la llegada de las concesiones para los japoneses. Salvo la espectacular cura de adelgazamiento de la Honda, que no ha resultado determinante, la mejor arma que tanto Honda como Yamaha han celebrado ha sido poder presentar evoluciones sin que los rivales no. Al final esperarán a ver dónde les aventajan para trabajar en ello cuando el calendario de concesiones se lo permita.

Lo curioso del tema es pensar que pensábamos que ya habían trabajado en esa desventaja.

Pero esto sí, lo que ha quedado realmente claro de esta pretemporada es que cada nueva presentación es, inequívocamente y hasta la siguiente presentación, la presentación de la MotoGP más bonita de la parrilla, haciendo aún más palpable la ausencia de crítica a cualquier cosa que nazca de este paddock.

 

One thought on “Antes de empezar… ¿Qué hemos aprendido esta pretemporada de MotoGP?

  1. Gracias por el artículo;,es el primero que leo suyo.
    De acuerdo en todo,aunque Enea Bastianini creo que es subestimado por muchos medios «informativos».No olvidemos que en 2023 se «lo cargaron» en la primera carrera por que no se pido adaptar a la GP23…dicho «desde el sofá «.
    Yo espero y deseo mucho de Alex Rins en esta temporada. A ver si el 4 en Línea le trae mejores resultados,si tiene suerte con las caídas y Yamaha hace sudar a Cruthlow.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.