Honda MotoGP: Yamaha al menos enseña la pasta.

yfr editorial use pictures 20941578332
Yamaha Motor Racing

Antes de entrar en lo de Honda MotoGP y Yamaha, es justo disculparse por la ausencia tanto al público como a los componentes de MRN que me dieron confianza para escribir libremente, qué aportar de lo que no hayan dicho o pensado durante el respeto a la Pascua de Resurrección. Bien del enésimo cambio de dueño (para que no cambie nadie) de Dorna por parte de Liberty por 4000 millones de euros, enjugando la refinanciación de casi 1000 millones de euros que Dorna atesoraba con BNP desde 2022, bien de las actuaciones de Pedro Acosta, Marc Márquez o Jorge Martín por lo positivo o de Pecco Bagnaia por lo no tan positivo, o bien de la invisibilidad (que no duden irá en aumento) de Moto2 y Moto3 se ha hablado mucho o poco, según los intereses del público cifrados en clicks o, sencillamente, de la inercia de noticias que marcan las cúpulas, o como dice Manuel, del #Establishment  que se ve más marcado en la prensa española más que en ninguna otra: el miedo a perder patrocinios o pases que ya no existen sigue perdurando y es un mal genético en toda la prensa española.

De lo que se ha hablado, bastante y todo desde el prisma embellecedor de esto que llamamos #Establisment, es de la inesperada renovación de Fabio Quartararo con Yamaha tras, literalmente, años de amenaza con la marcha a otro lugar. Que como ocurre con muchos de los pases o los patrocinios a la prensa que se llama especializada (no confundir con la especializada de verdad), ese otro lugar no existió para Quartararo, ni para Yamaha existirá otro Quartararo. Así de sencillo y triste. Hagamos un esfuerzo e imaginemos qué hubiera buscado Quartararo si Ducati no hubiera cerrado una moto satélite con Fermín Aldeguer, si Acosta no se hubiera convertido en dos carreras en la mano de dios de KTM (y su marcada política de fichajes) o si Marc no hubiera dado síntomas de ser aún muy bueno, el mejor con la Ducati 23 con mucha diferencia poniendo nervioso al mismo Ice Man Bagnaia.

¿Lo han imaginado ya?. Bueno, pues olvídense de conveniencias y buenos sentimientos, olvídense de rebuscadas explicaciones técnicas: lo mejor para Quartararo es lo mejor para cualquier otro piloto ganador y, hoy por hoy, eso se llama Ducati. Todo lo demás es conformismo, bastante bien pagado en este caso.

Al menos Yamaha ha mostrado el esfuerzo de poner mucho dinero para retener a su piloto insignia en la marca. Es difícil imaginar que una marca, un equipo, va a convertir a un Campeón de MotoGP en el piloto mejor pagado de la parrilla sólo por retenerlo sin entrar a luchar por volver a luchar por las victorias, concesiones mediante. Aunque visto lo visto, podemos esperar cualquier cosa. Y es que no hay que olvidar que Yamaha redujo el número de motos en MotoGP para centrar sus esfuerzos humanos y económicos en el equipo de fábrica con el nefasto resultado del que hemos sido testigos. Pero al menos llevaron a cabo su momento «show me the money».

082104943 JRB2774 scaled 1
Repsol Media

Y mirando aún al sol naciente (aunque desde Buenos Aires es más bien poniente), ha pasado muy inadvertida una noticia que no afecta a MotoGP, no afecta a Yamaha ni, en principio, va a afectar a Honda MotoGP, aunque paradójicamente cumpla con una vetusta petición tanto de pilotos como de Managers de Honda MotoGP: «eliminar los impedimentos burocráticos y logísticos de operar desde Japón» con la creación de una filial en el viejo continente. Algo con lo que se ha conformado al equipo con el fichaje de Alex Baumgärtel, confundador de Kalex y artífice de la cura de adelgazamiento de la Honda en 2024, pero no se ha eliminado, vuelto a citar, los impedimentos burocráticos y logísticos de operar desde Japón.

Al menos no para MotoGP, pero sí para la Fórmula 1, y es que Honda Racing Corporation abrirá una filial en el Reino Unido únicamente para dar servicio a Aston Martín a partir de 2026. La filial tendrá el original nombre de HRC UK Ltd. y su presidente será Koji Watanabe, también máximo responsable de Honda MotoGP. Una operación mastodóntica con vista a dos años que además, colaborará con HONDA USA, experimentada en la Nascar.

Todo lo que la estructura de MotoGP viene suplicando desde hace años, planificado con dos años para la Fórmula 1 sin apenas repercusión en la prensa motociclista.

En MotoGP queda esperar los plazos para presentar las novedades que permitan las concesiones y entonces comprobar hasta dónde se pueden acercar a las marcas europeas. Algo inadmisible para el aficionado seguidor de las Honda, que han dominado el Campeonato Mundial durante décadas, y una noticia que deja clara que los intereses y esfuerzos reales de Honda van por las cuatro ruedas y no las dos.

Honda lo pone todo a la Fórmula 1. Yamaha por lo menos «enseña la pasta».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.