Marc Márquez: «En lluvia no descarto nada»

Compartir
¡Enlace copiado al portapapeles!
MM93 LeMans 21 viernes
RepsolMedia

Marc Márquez ha terminado la clasificación del Gran Premio de Francia de MotoGP en sexta posición después de una jornada en la que ha llegado a conseguir el mejor crono en la FP3. [Puedes consultar los resultados de la clasificación AQUÍ]

El piloto de Cervera se ha mostrado muy satisfecho con el rendimiento mostrado en el trazado de Le Mans, donde la lluvia ha reducido la exigencia física a la hora de pilotar su Honda y le ha permitido volver a guiar la moto de forma más natural. “Ayer no me sentí muy bien, sobre todo en condiciones de seco, pero hoy en mojado hemos dado un paso hacia delante. Obviamente en mojado me siento más natural, más normal en la moto porque es menos exigente en cuanto a la condición física. Esto ya lo esperábamos” reconocía en la rueda de prensa.

Incluso en seco, aunque con baja temperatura y restos de humedad en la pista, el 93 ha podido rodar mejor gracias a que la exigencia física se reduce y con ello puede mitigar su mayor punto débil: “En seco, aunque en la FP4 me he sentido mejor y en el clasificatorio no he ido mal, las condiciones de la pista no eran perfectas, por lo que los tiempos eran más lentos y el ritmo era bajo. Todas estas cosas hacen que me sienta mejor. Cuando todo está más cerca del límite y necesitas apretar más, es cuando estreso más la condición física y es cuando más sufro”.

Con el rendimiento tan condicionado por su condición física, el piloto de HRC ha aclarado que su mayor dificultad viene en las curvas a derecha que es el costado que tiene lesionado. Precisamente eso le lleva a apretar más en las curvas de izquierda para recuperar y por eso sufre las caídas en las curvas que menos problemas tiene. “Sobre la moto solo sufro en algunas curvas. No sufro en todo el circuito, pero en esas curvas que aquí son la 1, la 5 y la 8, es donde más sufro. En cambio en las curvas a izquierda me siento muy bien, me siento normal, pero el problema es que ahí es donde quiero recuperar más tiempo y es donde aprieto más y al final siempre hay un límite. Si nos fijamos, en Jerez me caí dos veces en curvas de izquierda, aquí también, porque es donde siento más confianza y trato de conseguir ahí todo el tiempo por vuelta, aunque a veces es imposible recuperar todo lo que he perdido en las curvas a derecha” explicaba ante la pregunta de los periodistas.

Además el buen rendimiento conseguido en Le Mans también tiene un efecto positivo en el aspecto psicológico, volviendo a disfrutar de las buenas sensaciones que tenía antes de la lesión: “Me he visto mucho más cerca de los de arriba de lo que he estado en Portimao y en Jerez. No es significativo, pero estar primero en el FP3 sea en agua o no… Hacer un buen ritmo… Aunque ha sido en agua he pensado que no se me ha olvidado ir en moto. Podía hacer todas las curvas más o menos como quería yo. No era eso de perder mucho en unas y ganar mucho en otras. Podía pilotar como quería. En seco me ha costado más, como era lógico”.

En cuanto a la carrera que puede esperar en el Gran Premio de Francia, el piloto catalán ha confesado que todo dependerá de la meteorología: “La estrategia de carrera dependerá de las condiciones. Si es en agua puedo pensar solo en el pilotaje, en intentar entender y dar el 100%, aunque también es más fácil caerse. Si es en seco tengo que salir gestionando el físico para llegar a las 27 vueltas en una condición estable y poder terminar bien la carrera”.

Sus opciones de cara a la carrera también dependerán de la climatología, factor que determinará si puede hacer un pilotaje más despreocupado o si tendrá que dosificarse para poder aguantar físicamente. Cuando se le ha preguntado si puede subir al podio en la carrera francesa, esto es lo que contestado: “En seco es completamente imposible… Bueno, nada es completamente imposible pero sería muy, muy difícil. 95% que no. Pero en caso de lluvia todo se abre más. Se abre más la posibilidad de cometer un error y se abre más la posibilidad de poder estar en el podio. Hay más riesgo, pero también me siento mejor, así que si es en lluvia no descarto nada”.

Otra de las posibilidades meteorológicas es que la condiciones de carrera sean cambiantes, escenario que en el pasado siempre le ha ido bien a Marc Márquez. Sin embargo en su estado físico, el piloto español no cree que sea una posibilidad que le beneficie. “Prefiero o agua o seco. Flag to flag siempre se me ha dado bien, pero no creo que ahora sea la condición perfecta para mí. Aún siento que cuando la moto hace un extraño o un movimiento agresivo, no la tengo totalmente controlada. No tengo la fuerza. Me voy mucho al lado izquierdo, donde me siento bien, pero no me gustaría tener un flag to flag. Si es así intentaremos adaptarnos de la mejor manera, pero esperemos que sea una carrera totalmente en agua o totalmente en seco”, sentenciaba en su comparecencia.

Además el 93 ha reconocido que gracias a la circunstancias de Le Mans ha podido volver a la configuración de moto que llevaba en el pasado y que no pilotó ni en Portimao ni en Jerez: “La vuelta a la moto que conocía más me esta ayudado a adaptarme mejor a la pista. La razón ha sido básicamente por el tiempo. Venía lluvia y así no salimos con algo totalmente nuevo en agua. También en seco está funcionando, pero es una moto más crítica y más física que la que llevaba en Jerez y Portimao. La entiendo más. Esto no quiere decir que el resultado tenga que ser mejor, pero es mi moto de futuro. No es la mejor moto ahora mismo porque es más física y se mueve más y cuesta un poco más, pero para el futuro está claro que es mi puesta a punto. En agua me he sentido muy bien porque físicamente es menos exigente y solo me tengo que centrar en pilotar, pero en seco hay unas limitaciones sea con la configuración que sea”.

En cuanto al proceso de rehabilitación, el ocho veces Campeón del Mundo ha reconocido que algunos músculos van mejor que otros: “Es difícil de saber o entender. En el gimnasio, algunos de los músculos están cerca del 80%. Cuando hablo de músculos me refiero a los de todo el brazo. Algunos músculos están cerca del 80% y otros sobre el 50%, depende del movimiento. Lo cierto es que en el hombro es donde más sufro, especialmente en la zona posterior y es donde más trabajamos y tratamos de mejorar. Pero hace dos inviernos me operé en el hombro derecho y esa lesión tampoco está recuperada al 100% porque afectó también al nervio y todo eso complica más la rehabilitación”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.