Pol Espargaró: “Esto con la KTM no me pasaba”

Copy of RD3 Portimao Espargaro 2021 08155 min
Repsol Media

Pol Espargaró ha terminado la clasificación del Gran Premio de Portugal de MotoGP en décimo cuarta posición después de no haber conseguido superar la Q1, donde ha quedado por detrás de Marc Márquez, Joan Mir y Álex Márquez. [Puedes leer las declaraciones tras la clasificación pinchando en el nombre de cada piloto. Para consultar la clasificación, pincha AQUÍ]

El piloto de Granollers ha quedado insatisfecho con su resultado ya que esperaba poder acceder a la Q2 directamente. “Me quedo enfadado, porque creo que tuve una oportunidad muy buena por la mañana de haber pasado directamente a la Q2 y no la aproveché porque cometí dos errores en dos vueltas importantes que me dejaron fuera. No fui capaz de hacer dos vueltas limpias y eso al final lo pagas muy caro” declaraba en la rueda de prensa.

Tal y como ha mencionado, el principal problema que acusa el 44 es su inconsistencia a la hora de juntar todos sus parciales buenos en una misma vuelta rápida. “No es un tema de velocidad. No es un tema de ir lento o ir rápido, es un tema de hacer los parciales que tocan en la vuelta que toca y juntarlo todo. Estar tranquilo para poder hacerlo y no lo consigo. Yo creo que es un tema de experiencia, de dar vueltas y de conocer más los límites de la moto. Poco a poco vendrá. Además con la ayuda de circuitos como Le Mans o Jerez creo que esto mejorará mucho” reconocía ante los periodistas.

Además, el piloto de HRC ha admitido que la fortísima caída que ha sufrido durante el FP4 le ha perjudicado para poder afrontar la Q1 con las condiciones adecuadas. “Evidentemente no puedes hacer un ‘qualifying’ en buenas condiciones con el palo que me he pegado en el FP4, eso no ayuda”, declaraba resignado. A pesar de la dureza de la caída, el piloto español no cree que la caída tenga consecuencias físicas más allá del golpe: “Físicamente estoy más o menos bien. Mañana me levantaré muy dolorido, pero creo que no tengo nada roto ni fisurado ni nada. En ese sentido tengo suerte para la caída que ha sido”.

A pesar del evidente enfado que mostraba, Pol ha querido relativizar su estado de ánimo esperanzado de que mejorará a medida que se familiarice con la moto: “Creo que no nos están saliendo bien las cosas, eso es cierto, pero creo que tenemos velocidad […] Es cierto que las cosas no están saliendo, pero tampoco hay que dramatizar. No estoy mal anímicamente ni mucho menos; estoy enfadado porque creo que podríamos haber estado en la Q2 si hubiese hecho una vuelta limpia sin errores porque tenía la velocidad para hacerlo. Eso me enfada, me cabrea conmigo mismo, pero forma parte del proceso de aprendizaje con esta moto. Estoy convencido de que llegará, no tengo ninguna duda y antes de lo que esperamos estaremos arriba. Lo único que falta es ponerlo todo junto”.

Tampoco se ha visto ayudado por los circuitos visitados hasta ahora, especialmente con una moto que depende tanto de la frenada para conseguir un tiempo por vuelta competitivo: “El problema de este circuito es que a la mínima que quieres frenar un poco más tarde o cometes un error frenando, como la mayoría de las frenadas son en bajada, estás perdido, te vas largo. Es un problema que estoy sufriendo bastante. El estar aún aprendiendo como frenar, donde frenar, las reacciones de la moto cuando freno fuerte con neumático nuevo, la tracción que tengo al parar la moto en el tren trasero… En estos circuitos como Catar, con el poco grip que teníamos y aquí con estas subidas y bajadas es evidente que no son los mejores circuitos para aprender y en eso me está costando porque no soy capaz de poner una vuelta junta. Todos los parciales son muy cambiantes. Puedo ser dos décimas más rápido en una vuelta que en otra en dos vueltas rápidas en un parcial. Eso es algo que no me pasaba con la KTM y es un tema de conocimiento de los límites de esta moto que aún no los tengo claro. Va a llegar, tenemos la velocidad, si juntamos los parciales soy rápido, pero lo que tengo que hacer es ser limpio a una vuelta”.

Por último, el pequeños de los Espargaró ha querido romper una lanza a favor de Francesco Bagnaia que ha perdido su vuelta rápida por haber mejorado tiempo en un parcial con bandera amarilla. “He visto las imágenes de la bandera de Pecco y es imposible que Pecco la haya visto. Además es una bajada donde estás muy preocupado con el tren delantero, cargando mucho peso. Es una curva súper rápida, la hacemos a ciento ochenta y muchos kilómetros por hora, y ver esa banderita es imposible. Yo entiendo a los marshals y entiendo que cuando hay un piloto en el suelo se penalice de esta manera, pero ellos también tienen que entendernos. La concentración en ese momento es tan alta que no ves nada. Ves el punto donde tienes que aterrizar con el tren delantero, las revoluciones, los cambios de marcha… No ves nada. Estás prácticamente ciego. Imagínate intentar ver una bandera. Ver un panel será difícil, pero la bandera… […] Yo he estado en esa situación y lo disculpo. He visto la repetición y no la puede ver” concluía el 44.

Patrocina MRN

Contratar buenas firmas y conseguir información es un proceso costoso. Juzga y valora nuestro tabajo y ponle precio aquí:

App Móvil MotoRaceNation

Disponible en Google Play

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web usa las cookies imprescindibles. Si sigue navegando entenderemos que las acepta.