Por circuitos como Philip Island nos gustan las motos. Así queda el Mundial de MotoGP

Unknown

Cosas que pasan cuando no corres en un tilkódromo hecho a medida de la aerodinámica de la Fórmula 1: que pasan cosas. Y es que la carrera de MotoGP del Gran Premio de Australia 2022 será recordada como una de las mejores batallas de los últimos tiempos, algo que ya era costumbre en el bello trazado de Philip Island. Dos años después de su último triunfo, en MotorLand, Alex Rins (Team Suzuki Ecstar) se reencontró con la victoria en Phillip Island, al ganar por delante de Marc Márquez (Repsol Honda Team) y Francesco Bagnaia (Ducati Lenovo Team) en una cita que podría resultar crucial para los intereses del italiano, capaz de sacar un gran partido del abandono de Fabio Quartararo (Monster Energy Yamaha MotoGP). Con los 16 puntos de su podio, Bagnaia asalta el liderato de la general y tendrá su primera bola de partido en Malasia con demostrados y numerosos escuderos.

El camino hasta la victoria de Rins, todo un especialista de domingos, no fue sencillo. Partiendo 10º en parrilla, tenía un largo camino por delante tras un inicio en el que los focos se centraban en la batalla entre los grandes favoritos al título, protagonistas en las primeras curvas. Márquez, por su parte, dejó claras sus intenciones al ser el único piloto en montar el neumático blando trasero y al seguir la estela del poleman, Jorge Martín (Prima Pramac Racing). Ambos amagarían con abrir brecha, pero el ritmo de sus perseguidores sería implacable. Una titánica lucha global que se extendería hasta el final, con 7 pilotos acabando en menos de un segundo, desembocando en el segundo Top 10 más ajustado de la historia: 5,940 segundos separó al ganador del décimo.

El que sorprendería en las primeras vueltas sería Jack Miller (Ducati Lenovo Team) después de partir 8º. En estado de gracia tras ganar en Japón, repetir podio en Tailandia y celebrar su boda hace apenas unos días, el ’43’ aspiraba a saborear otro éxito en casa. El destino, sin embargo, sería muy cruel con él. Tampoco sería la carrera soñada por Quartararo. Ante la gran presión de sus rivales, ‘El Diablo’ cometería un error en la cuarta vuelta al colarse en la curva 4, la misma en la que se había mostrado dubitativo a lo largo del fin de semana. Regresaría fuera del Top 20, apeado de los puntos. Lo peor, sin embargo, aún estaba por llegar.

El buen momento de Miller le permitiría llegar a batallar por el podio después de encadenar varias maniobras excelsas en Lukey Heights de camino a la icónica curva 10, plantando cara, incluso, a su compañero Bagnaia. Sin embargo, al entrar en la séptima vuelta, ‘Jackass’ sería superado por un Rins que llegaba como un auténtico misil a las posiciones delanteras, antes de superar a ‘Pecco’ un giro después. En apenas unos segundos, la carrera se derrumbaría para Miller al llegar a la novena vuelta. Primero, al verse superado por Aleix Espargaró (Aprilia Racing) y Marco Bezzecchi (Mooney VR46 Racing Team), antes de ser embestido con dureza por Alex Márquez (LCR Honda CASTROL) en su propia curva 4. Una maniobra por la cual el de Cervera deberá cumplir una ‘Long Lap’ en Sepang.

Con Miller fuera de juego, el Mundial ya era cosa de cuatro. Quartararo aspiraba a volver a la pelea para atenuar la herida, una vez regresado a la zona de los puntos. Sin embargo, el francés sucumbiría por completo poco después, en la vuelta 11, al irse al suelo en la curva 2. Un cero muy pesado que servía el liderato en bandeja a Bagnaia. Para entonces, Rins comenzaba a fantasear con algo grande al colocarse 2º. Su camino a la gloria no había hecho más que comenzar. Cumplido el ecuador de la carrera, tomaría la cabeza de carrera, seguido por Bagnaia en unos instantes de auténtico frenesí, que llevarían al italiano a tomar el mando poco después, seguido muy de cerca por Márquez. Un poco más atrás, Aleix Espargaró (Aprilia Racing) escenificaba su ‘quiero y no puedo’ al rodar 6º cediendo terreno con el Top 5.

Con el paso de las vueltas quedaría claro que ni Rins ni Márquez habían dicho la última palabra. Ambos apretarían a la dupla de Desmosedici GP que tenían por delante y todo se precipitaría a falta de 3 vueltas. Rins se colocaría 2º en los primeros metros, mientras el octocampeón daría también caza a Bezzecchi en la curva 4. ‘Pecco’ se quedaba sin escudero de lujo en un momento crucial. Tras un serio aviso en la siguiente vuelta, el asedio se precipitaría en el último giro, con Rins dando caza al italiano, que también sería superado por Márquez. Lejos de arriesgar, Bagnaia tiraría de sangre fría para amarrar un podio que valía un liderato muy luchado tras remontar un centenar de puntos a Quartararo. Márquez, por su parte, saborearía su podio nº 100 en la categoría reina, el 139º en todas las categorías, igualando con el añorado Ángel Nieto.

En un sprint final de carrera para enmarcar, Bastianini alcanzaría el Top 5 quedándose a tan solo 23 milésimas de Bezzecchi, nuevo Rookie del Año. El compañero de ‘Bez’, Luca Marini, sería 6º por delante de la dupla del Pramac formada por Martín y Johann Zarco, mientras que Aleix Espargaró completaría el Top 10 junto a Brad Binder (Red Bull KTM Factory Racing). Puedes consultar la clasificación completa de carrera clicando en la siguiente imagen:

Australia Motogp

Con estos resultados, Bagnaia es nuevo líder con 233 puntos, 14 más que Quartararo (219), 27 más que Aleix (206) y 42 más que Bastianini (191). Tras su abandono, Miller (179) ya está fuera de la pelea por el título:

  1. Pecco Bagnaia, 233 puntos
  2. Fabio Quartararo, 219 (-14 puntos)
  3. Aleix Espargaró, 206 (-27 puntos)
  4. Enea Bastianini, 191 (-42 puntos)
  5. Jack Miller, 179 (-54 puntos)

Puedes consultar la CLASIFICACIÓN GENERAL DE MOTOGP AQUÍ. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.