Discurso conservador y anti presión en la presentación de Yamaha Monster Energy. Galería de imágenes y vídeo.

16 Fabio Quartararo
A.Farinelli

Una jornada de locos y lo que nos queda. En el mismo día que se ha presentado el Suzuki ECSTAR   se ha presentado el Yamaha Monster Energy MotoGP con los test de pretemporada comenzando justo al día siguiente, la presentación de Ducati y el LCR el lunes, la de HRC el martes, la de Aprilia no sé cuándo y con la incógnita de en qué fecha se presentará el Mooney VR46 Yamaha. Todo muy calmado.

Con un visible mecanismo de holeshot delantero y unos apoyos en el depósito para las rodillas (que probarán en los primeros test con vista a aliviar el esfuerzo en antebrazos) y poquitas más diferencias estéticas se ha presentado la moto de 2022 (más novedades se irán conociendo con el paso de los entrenos), lo que más puede haber llamado la atención es el discurso conservador de su piloto estrella, Fabio Quartararo, que ha declarado que su objetivo para 2022 es… ¡conseguir podios y luchar por las victorias!

Un objetivo un tanto pobre si tenemos en cuenta el dominio que el francés exhibió en 2021, y muy exagerado discurso para intentar aliviar presión por revalidar el título, una presión por la que, según el mismo piloto ha declarado, no luce el dorsal #1 en su moto que le acredita como actual Campeón.

Massimo Meregalli, también ha ahondado en el discurso conservador, incidiendo en que la nueva temporada se empieza de cero y dejando las alegrías y triunfos de 2021 como algo que ya se ha celebrado y por lo que hay que volver a luchar. Al menos a este redactor le ha resultado extremadamente llamativo un discurso tan «humilde» en el que el Campeón y su equipo intentan distraer el foco de atención y la referencia que les supone ser Campeones.

Por su parte, Franco Morbidelli ha enfatizado su preparación física y mental para 2022 (recordad aquel comentario de «me he dejado las fiestas y estoy más centrado» de 2020) y reclamado su estilo y pilotaje frente al de Quartararo, de quién rehusa compararse de buenas a primeras. Otro discurso para quitarse presión desde el minuto 0.

¿Os parece normal?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.