Garra tailandesa

En Tailandia se confirmó lo que ya habíamos visto durante el año. No sorprendió a nadie porque era de esperar, pero eso no significa que no tenga un mérito tremendo. Nadie le podía exigir que luchase así por la carrera pero igualmente lo dio todo hasta la última curva. Misano estaba muy reciente en la memoria y finalmente el guión se volvió a repetir. Tensión y emoción hasta el último giro.

La de Buriram no era una carrera como cualquier otra. Nunca lo es cuando hay un título en juego y eso a veces la hace mejor y a veces peor. Durante los entrenamientos había quedado patente que su ritmo era para optar a la victoria, pero eso no le impidió luchar por una pole position que no necesitaba. Esas ganas le llevaron a rodar por el asfalto en la curva cinco, pero el mensaje de que iba a por todas ya estaba enviado.

Viñales rodó a un ritmo similar al de la cabeza, pero en todo momento la carrera fue cosa de dos. Foto: Michelin

Durante la carrera tampoco escatimó lo más mínimo. Vista su temporada nadie podía exigirle que asumiera demasiados riesgos para ganar en Tailandia. Al fin y al cabo la carrera era cosa de dos, máximo tres si la cabeza ralentizaba en exceso, pero su objetivo era el escalón más alto del podio. Al final llegó la última vuelta y los adelantamientos. Otro se hubiese conformado con la seguridad de la segunda plaza, pero él quiso ir a por la victoria aunque tuviese que asumir mucho más riesgo.

Cuando un piloto tiene garra de campeón necesita intentarlo. Después de toda una carrera tan al límite no podía dar su brazo a torcer y conformarse con la segunda posición. Aunque tuviese poca probabilidad de éxito había que intentar una frenada imposible y un adelantamiento imposible para luchar por la victoria. Al final, como toda gran carrera se decidió en la última curva de la última vuelta. La trazada imposible le llevó al exterior de la curva y su rival aprovechó el hueco para cruzar primero la línea de meta. En Tailandia Quartararo no perdió, simplemente le ganaron, pero dejó la sensación de que no tardará mucho en llegar la carrera en que el final sea distinto.

Fabio Quartararo no pudo ganar la carrera del circuito de Chang, pero peleó hasta la última curva por la victoria. Foto: Repsol Media

Patrocina MRN

Contratar buenas firmas y conseguir información es un proceso costoso. Juzga y valora nuestro tabajo y ponle precio aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Relacionado

¿Cuánto valdrá el Título 2020?

Ya estamos en el mes de la reactivación del mundial de los grandes premios (recuerden: Moto2 y Moto3 empezaron en el circuito de Losail). Y a mí, que siempre veo la vida (y no sólo las carreras) desde la recta de atrás, me apetece adelantarme al debate que nos acompañará a lo largo de la […]

La intermitencia de la muerte

Le robo el título a José Saramago de uno de sus libros, novela del autor compatriota de Miguel Oliveira que se publicó en 2005. Esta obra es una reflexión sobre el último acto de vida, que no es otro que de dejar de vivir, de terminar, de morir, y para darle el valor que se […]

Este sitio web usa las cookies imprescindibles. Si sigue navegando entenderemos que las acepta.