Valentino Rossi “Cuando se ha parado, me han venido ganas de reír”

FAlePhoto

Se podría decir que Valentino Rossi sólo rodó el sábado, ya que en el Gran Premio de Europa su moto dijo basta sin haber completado la 5ª vuelta de carrera.

Después de haber estado 24 días en aislamiento total para poder viajar a hacer lo que más le gusta, Valentino Rossi no ha visto pagado su esfuerzo, sino que su moto le ha arrebatado el único día de pista en seco.

Para mí es una pena porque necesitaba estar en la moto y hacer todas las vueltas para estar mejor el próximo fin de semana“, nos decía resignado el piloto de Yamaha.

El problema no ha sido derivado de la situación que se vive en su marca con los motores, sino que “desgraciadamente la moto se ha parado por un problema electrónico. No se ha roto el motor“.

Tanto es así que de la incredulidad le entraban ganas de reír: “no estoy ni enfadado. Cuando se me ha parado la moto, me han venido ganas de reír“.

Ya en asuntos más serios, Valentino Rossi ha sido crítico, y poco halagüeño en ver una salida al complicado episodio que vive Yamaha: “La situación no es fácil porque parece que no entendemos las gomas y tenemos muchos problemas de grip. Además del problema del motor, que no es fiable y así es difícil ver cómo mejorar“.

 

Patrocina MRN

Contratar buenas firmas y conseguir información es un proceso costoso. Juzga y valora nuestro tabajo y ponle precio aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web usa las cookies imprescindibles. Si sigue navegando entenderemos que las acepta.