La firma del siglo de este fin de semana

Las MotoGP vuelven a la carga, esta vez en Losail, en el último test de pretemporada; ése que le mete un estrés especial a los equipos porque si descubren que algo no funciona, no suelen tener tiempo para arreglarlo de cara al Gran Premio de Qatar. Pero lo que pase de cara a los tiempos será lo de menos (sobre todo si las dos Suzuki sacan la cabeza) si tenemos en cuenta que todo girará en torno al contrato del siglo (de este fin de semana) firmado por Marc Márquez y el equipo de fábrica de HRC, el Repsol Honda Team.

Ya se ha escrito, mil veces, lo que salta a la vista: que son cinco años porque este aún no ha empezado, que Honda amarra a Márquez hasta que supere con creces la barrera de los treinta; y sobre todo: que se trata de un contrato histórico en la era MotoGP. Yo vengo a “contra pelo” como se dice en la frenada Pedrosa de la curva Dry Sack, al final de la recta de atrás de Jerez, para pensar en voz alta que Marc se equivoca. Quizás, se ha equivocado. Y se equivocará, insisto, aunque le salga bien.

Para empezar, la idea (y la oferta) vino de Honda. Lo que significa que la debilidad de HRC era manifiesta; y muy pública aunque nadie, una vez más, alcanzó a imaginar por dónde caminaban los implicados en semejante negociación. Como pasó con Viñales, la prensa ha vuelto a demostrar que estamos “a por uvas” y a expensas de lo que las “gargantas profundas” del paddock quieran contarnos por encargo de alguien. Si hay algo que está quedando a la altura del betún lo que llevamos de 2020 son los cazadores de exclusivas. Y yo, arruinado de dólares para apostar, lo celebro.

Pero al grano, insisto en el concepto de debilidad: Honda, al ofrecer semejante renovación a Márquez, se entrega a sus brazos. La fábrica de las fábricas, la que hace ya más de dos décadas renovaba a un tal ¡Michael Doohan! de año en año; la marca que dejó marchar a un tal ¡Valentino Rossi! con una sonrisa de oreja a oreja porque les daba ataque de cuernos que un piloto brillara más que su moto… Honda ya no es Honda, parroquia: es Márquez Racing Corporation. Y el error, paradójico, casi imposible de defender aunque muchos cortesanos del piloto lo piensan, por parte de Marc, es haber aceptado.

Lo malo de un contrato del siglo como este reside en su propio brillo: te lleva a pensar que has tocado el cielo. Porque a partir de ahí, el camino sólo puede ser hacia abajo. Si Marc gana los próximos cinco mundiales (cosa perfectamente posible) será, simplemente, lo que tenía que pasar: lo que todo el mundo espera de él, después de esta firma. Honda demostró con esta oferta que depende tanto de un piloto, que está decidida a romper la banca por él. Pero, a la vez, el protagonista ha vendido lo que más vale para todo ser humano que vive en el cénit del éxito: su tiempo futuro.

Cada temporada que pase, el mantra de “todos contra Márquez” será más fuerte. Y no sólo de los pilotos: también el campeonato y los ahora cortesanos suspirarán por ver a otro rival con otra moto en lo más alto del podio; en aras de evitar que a MotoGP se le ponga cara de Trial como pasa con Toni Bou. Por otra parte, las palabras de Márquez señalan un reto al que ya se enfrenta, el de Cervera: trabajar más y más en el planteamiento técnico. Porque sabe que Honda y su contrato es una cosa; pero los designios y ambiciones de los ingenieros de HRC (los mismos que le reventaron la moto en 2015) es otra.

Márquez ha caído en una trampa. Le podrá salir bien y superará este envite como ha hecho con el resto de los que ha tenido en el pasado; pero el error seguirá siendo el mismo. Y por una sencilla razón: porque no tenía necesidad alguna de firmar un contrato tan largo. Eso sí, otra de las enseñanzas que nos dejan los tiempos modernos de MotoGP es que lo que se rubrica hoy en día (entre equipos y pilotos) son papel mojado o, para ser más justos: los contratos se redactan, sin complejos, para poder rescindirlos sin dramas. Aunque ver a Lorenzo trabajando para Yamaha el año que aún tenía contrato con Honda sea una tragicomedia…

Patrocina MRN

Contratar buenas firmas y conseguir información es un proceso costoso. Juzga y valora nuestro tabajo y ponle precio aquí:

Un comentario en “La firma del siglo de este fin de semana

  1. Enhorabuena Lacave.
    Muy buena lectura. Da gusto leerte, es como estar en una charla entre amigos, te expresas muy bien redactando tus artículos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web usa las cookies imprescindibles. Si sigue navegando entenderemos que las acepta.