Basta ya, ¡con niños no!

Jairo Diaz Reina

Se frivoliza demasiado con los riesgos de este deporte. Mucho y muy por encima de sus posibilidades. Se ha vuelto de manera irresponsable e irrespetuosa a la admiración de los muertos para conseguir clicks a base de obituarios que terminan convirtiéndose en rentables webs o asalariados de las mismas por los clicks que han conseguido a base de rentabilizar la muerte de pilotos en un falso respeto que sólo busca… clicks o, de manera más cotidiana, en exigir a los pilotos que se caigan para saber que han ido al límite de sus posibilidades.

Caéte tú, a ver la puta gracia que te hace. Muérete tú, a ver si alguien utiliza tu imagen para conseguir followers.

Al final, estos autoproclamados influencers que veneran la muerte pero no la denuncian, estas webs nacidas de las desgracias ajenas simbolizan todo lo que conlleva la búsqueda de público en un negocio en el que el pastel es cada vez más pequeño al punto de no haber ni migajas para la mayoría. ¿Y qué tiene que ver todo esto con que los pilotos asuman riesgos? En cierta manera lo tiene que ver todo, porque me da la impresión de que en los últimos tiempos nadie está asumiendo los riegos que conlleva este deporte: nadie. Y en ese nadie incluyo a   los que nos cobran por retransmitir este riesgo, a los que cobran por los derechos de retransmisión de este deporte y a los que meten prisa a padres y niños por subir de categoría desde la base.

Algo vez lo he dicho, el primer macarra que se baja de la moto y comprueba la marca de los neumáticos para ver cuanto me queda hasta el filo (el infinito y más allá para mí) soy yo, así que no voy a criticar a aquellos pilotos que con consciencia y madurez asumen que este deporte está lleno de riesgos.

Pero en lo que va de año, Jason, Hugo y ahora Dean se han dejado la vida en la pista, tres niños que no sabían ni lo que era la vida, ¿cómo van a saber lo que es poder perderla?. Este deporte se ha convertido en un negocio cuyo modelo actual se basa en llegar lo antes posible y como sea a la cima del deporte. Y repito, no voy a criticar a los pilotos que conocen los riesgos de este deporte, voy a criticar la dinámica por la que un niño de quince años se ve metido en un Mundial con la presión de conseguir resultados porque siempre habrá otro padre, manager o patrocinador dispuesto a bajarte de tu moto para subir a otro niño, y esto lo sabemos todos, es la base de financiación de muchos equipos.

De los muchos errores del modelo #RoadToMotoGP éste era el último en el que he pensado, pero la realidad está ahí: la combinación niños, velocidad y presión es cada vez más habitual y, hablando en plata, las televisiones y promotores están haciendo negocio con ello. ¿Que podría salir mal mirando a otro lado?

Ahora me ponéis sensores en lo verde, me ponéis pantallas de colores para que veamos las banderas, ponéis a comisarios que sancionen sin un criterio definido y anunciais por RRSS las imágenes de los pilotos de MotoGP esperándose en los entrenos con prácticamente el pie en el suelo que eso no se sanciona.

Pero no queréis poner límite a la entrada sin escrúpulos de niños sin experiencia a un Mundial dónde se les exige, se les cobra en algunos casos, por jugársela al límite de cada curva para demostrar que son buenos pilotos y poder llegar a MotoGP en el menor tiempo posible. Y por poder, podéis hacer lo que queráis. Habéis paralizado el desarrollo tecnológico sin que las marcas huyan, podéis hacer otras cosas sin duda.

Ha llegado el tiempo de levantar el tope de edad en Moto3, ha llegado el tiempo de que los pilotos puedan formarse con calma y tiempo en los Nacionales y copas de promoción no permitiendo correr a nadie menor de edad en un Mundial. Y no digo que haya llegado el tiempo de plantearlo, digo que ha llegado el tiempo de implantarlo y corregir errores de los que no se quiere hablar. Y por favor, no seáis tan demágogos de decir que los accidentes pasan porque con este reglamento de motos pequeñas e igualdad se favorecen carreras en grupo, que ésas existen desde que existen las motos pequeñas.

Igual de esta forma ya llegan aprendidos de una puta vez en vez de llegar a aprender, aprender con la presión de competir como si dominaran este deporte. Igual de esta manera hay menos prisa por despuntar en los rentables nacionales a base de comprar plazas en equipos mundialistas. Igual de esta forma, al menos, a los distintos Mundiales se llegaría con una mayor consciencia de los riesgos por parte de los pilotos y su entorno, igual de esta manera se revaloriza este deporte devaluado en el que importa más quién promociona de categoría a quién gana porque le devolveríamos al Mundial el nivel de un Mundial en vez de ofrecernos una réplica de Master Chef Júnior a 200 km/h. Repito, ¿qué podría salir mal?

¿Qué responsabilidad puede tener el promotor sobre esto? Toda. ¿Lo decimos ya o seguimos con miedo a ofender?

Será díficil que quienes por reglamento sancionan a quién les critique, equipos o pilotos, asuman sus errores. Ha llegado el momento que desde los medios hablemos alto y claro, no desde este más humilde, sino desde los que tienen miedo a ofender, los que viven acomodados en la transmisión de mensajes evangelizadores, los que tienen la mayoría de la audiencia. MotoRaceNation nació con esta vocación, decir lo que pensamos, señalar lo que creemos mejorable. Y el día que no se haga, podréis pensar que también hemos muerto por seguir la dinámica impuesta por el promotor.

Es una lástima porque se está desviando el debate a dónde le interesa a los que cobran, el tema no es si el motociclismo es un deporte de riesgo que lo es, el tema es por qué un Mundial permite que un crío de 15 años, sin poder de decisión legal, tome ese riesgo y cobre por retransmitirlo.

 

Patrocina MRN

Contratar buenas firmas y conseguir información es un proceso costoso. Juzga y valora nuestro tabajo y ponle precio aquí:

App Móvil MotoRaceNation

Disponible en Google Play

3 comentarios en “Basta ya, ¡con niños no!

  1. De acuerdo contigo en que sólo los mayores de edad puedan entrar en el mundial. Por lo demás, el exceso de competencia en un deporte como éste unido a una bomba de hormonas que es un nene de 15 años trae estos resultados.

  2. Muy buen mensaje si señor, así es como de deben criticar las cosas, con argumentos y aportando ideas. Yo tengo un peque de 6 años q lleva 1 practicando motocross (sin presión solo rodamos) pero leer opiniones así me hacen mantener lo pies en el suelo más aún, para q el pueda disfrutar de este deporte y lo más importante de su vida. Ojalá te escuchen muchos y q abran los ojos.

  3. Completamente de acuerdo. Como deporte de riesgo que es, no deberían correr menores de edad en el mundial. Pero para mí hay otro problema, y es que en los campeonatos nacionales y de promoción las motos que llevan son iguales o muy parecidas a los que llevan en el mundial, y eso sigue siendo un problema. Los 3 últimos pilotos fallecidos lo han hecho fuera del mundial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web usa las cookies imprescindibles. Si sigue navegando entenderemos que las acepta.