La puta aerodinámica en MotoGP

9eb750d2 1674 3493 0dfd f872becb589b
MotoGP Press

¿Queremos aerodinámica en MotoGP? La realidad dicta que da igual lo que queramos o no, lo cierto es que a día de hoy está, y si en 2027 se limita el uso de la aerodinámica, se reduce la cilindrada de las motos amén de alguna que otra barbaridad que por ahí se escucha, no depende más de lo que acuerden los fabricantes junto a las cacicadas que los Ezpeleta, o quienes están bajo su mando, están imponiendo en los últimos tiempos al margen de cualquier estamento que forme parte del Campeonato. Incluso se comenta que se impondrá un flag to flag con cambio de moto obligatorio porque le mola al que toma este tipo de decisiones, que si no me falla lo que sé es Carlos Ezpeleta del que, por cierto, pude ser testigo de una de las anteriormente citadas cacicadas.

Lo dicho, da igual lo que queramos o pensemos, el tema es que tenemos aerodinámica y es la que marca la diferencia a día de hoy. Y como el que da primero da dos veces, tras lo visto al terminar la pretemporada de MotoGP 2024 la delantera la lleva la pionera Ducati y da miedo. Si de normal a cualquier nueva versión de una MotoGP le cuesta terminar de explotar su potencial frente a las trilladas versiones anteriores, algo ha encontrado Ducati para desmarcar claramente a sus dos pilotos oficiales del resto de la parrilla en la pretemporada, sin tener que ajustar las famosas «muchas pequeñas cosas» con las que se intenta conformar la curiosidad del periodista y afición cuándo se preguntan qué falla.

Y la peña, que tenemos menos memoria que Dory con dos copas, ensalzamos el grito de esto no es motociclismo, las ayudas al piloto y una serie de discursos que, por suerte o por desgracia, ya he oído/leído unas cuantas veces como para entender que estamos en un ciclo más de la categoría reina. Porque esta superioridad que a priori parece tener Ducati Lenovo en la aerodinámica (parece que en el Prima Pramac no ha caído tan bien el cambio de concepto) ya la tuvo Honda con su motor V5 en la primera generación de MotoGP, también la tuvo Honda con la llegada del motor Big Bang cuando las motos aún eran de 2T, volvió a tenerla Honda con la llegada de la inyección, la tuvo Yamaha con su motor Crossplane durante mucho tiempo, y antes que todos estos, la tuvo MV Agusta cuando los japoneses se empeñaban en competir con motores de cuatro tiempos frente a los de dos. Y todo esto sin entrar en los distintos reinados de distintas marcas en las categorías de menor cilindrada, en el que la alternancia de presupuestos y empeños hizo aunténticas dinastías de motos ganadoras… o no ganadoras.

Si veis por ahí fotos de pretemporada con los carenados sin rotular, veréis que el avance en aerodinámica de KTM y Aprilia también ha sido bestial, y a primera vista de alguien profano en el tema, no parece que los conceptos sean tan diferentes, cada uno ha desarrollado su línea pero comparten ADN y finalidades. Una similitud y un empeño en el paso por curva a base de efecto suelo que que nos lleva otra vez al debate de si la aerodinámica permite adelantamientos o no, o aún más allá, podemos entrar en un debate mayor del sentido de la investigación de la aerodinámica como algo aplicable a las motos de calle, a las motos que se venden hoy en día, a la necesidad que una trail de casi 300 kilos puede tener de generar efecto suelo.

Y al final de todo esto, siempre ha sido el Campeonato, con o sin los Ezpeleta, quién termina regularizando esta situación bien por cambios de reglamento o bien de una forma más orgánica, por I+D sobrevenido de la competición entra las distintas marcas y movimientos de los mejores pilotos de unas marcas a otras buscando la victoria.

Y si bien en otras épocas han habido momentos de domino aplastante de otras marcas y se han terminado diluyendo (no hay más que ver dónde están Honda y Yamaha ahora), en esta época en que la mayoría de pilotos no están por encima de las posibilidades técnicas de la moto habría que preguntarse dónde están los pilotos que marcan la diferencia.

Mientras que en cada marca haya un piloto que marque la diferencia frente al resto (como aún pasa), las motos no están impidiendo a los pilotos ser pilotos. Otra cosa es que lo que se haya estandarizado haya sido el nivel de pilotaje de la mayoría de los pilotos, y el hecho de que aún haya un Bagnaia, un Quartararo o un Márquez que marquen la diferencia nos indica que esa estandarización del nivel ha sido a la baja.

Así que igual lo que nos aburre no es la puta aerodinámica.

One thought on “La puta aerodinámica en MotoGP

  1. Me temo que no. Lo que no me gusta es cuando los avances técnicos reducen la importancia del piloto(ni de coña hay 1seg. real entre 15 pilotos) y joden el espectáculo. Eso es lo que hace la aero y la excesiva electrónica actual. Las gomas, sobre pasadas, tampoco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.