#FranceGP: hablemos de presión y pasta

Compartir
¡Enlace copiado al portapapeles!

Podéis llamarme tiquismisquis y todo lo que queráis, pero lo que voy a expresar se basa en hechos que están sucediendo, han sucedido y las cifras están ahí, y lo que me ha animado a escribir son los resultados del Gran Premio de Francia y la forma en la que presentamos u obviamos los resultados del mismo. Eso y el macaron que David Alonso lucía «con toda naturalidad» ante la cámara de televisión y fotográfos.

Una pose forzada buscando la simpatía del público francés para un piloto de Moto3 que, como buen piloto de Moto3 está obsesionado con el peso y no podía más que fingir que se lo estaba comiendo ante las cámaras una y otra vez. Juraría que llegué a verle escupir lo que había mordido, pero bueno, esto ya es lo de menos. A dónde quiero llegar es a un entorno que aconseja y le sugiere al piloto gestos como ése, preocupados de la imagen, del quedar bien, de las palabras bien sonantes y de no ofender a nadie. En defensa del piloto, decir que sus resultados en pista permiten a su entorno tener esta preocupación por la imagen y los detallitos de confraternización con las distintas aficiones. Habrá que ver si para Mugello le dan un trozo de pizza y para Assen un canuto legal.

Pueden hacer lo que quieran porque, en cualquier caso, los resultados de Alonso avalan toda esta pose. Y eso está bien. Y no es que los demás pilotos/entorno de pilotos no puedan hacer lo que quieran, es que esta necesidad, impostada por no se sabe quién, de encontrar apoyo mediático y fans no es más que presión añadida para el chaval si los resultados no acompañan. Y es que por mucho que os empeñéis, por mucho que se quiera seguir la escuela de negar todo lo negativo, de alabar todo lo que sucedan o digan, de dar por bueno todo, no todo lo es y es necesario decirlo. Y ejemplos no faltan de todos los que piensan o pensáis así, en el bien está de todo por lo que a un piloto con una Ducati 2025 se le disculpa quedar fuera de los puntos porque nos cae bien, que a un Campeón del Mundo de Moto3 se le espere una buena adaptación a Moto2 «como ya han hecho otros muchos Campeones del Mundo«, o directamente, que en un ámbito deportivo los resultados sean lo de menos o algo a obviar a distintos níveles. En fin, lo que me ha dado por llamar #Establishment.

Así que, en ese ámbito en el que los resultado son lo de menos y lo que necesitamos es gente que nos apoye y crear imagen antes que resultados (y repito, no es el caso de Alonso en el que los resultados acompañan de sobra), entramos en la espiral de la presión que recibe un piloto de Moto3, verdes, inmaduros, presionados, obligados a tener resultados y sin paciencia externa por decirlos. El tema se está yendo un poquito de las manos, pues este mismo año estamos viendo casos en los que se ha trabajado agresiva e incisivamente el alcance mediático del piloto antes de llegar al Mundial (y no me excedo en los adejtivos, os lo garantizo). Cabe preguntarse hasta dónde estará ayudando este alcance mediático a Xabi Zurutuza en uno de los debuts más difíciles de los que ha tenido el Team Ajo en Moto3, recordando por momentos a aquel enorme fiasco de Karel Hanika y toda la vitola mediática de piloto sobrenatural con la que llegó al Mundial.

Speed Up ©Lekl Le Mans 11. Mai 2024 09 26 53 EIN7595 2
Ronny Lekl - gp-photo.de

Todo esto en una coyuntura en la que los resultados tampoco parecen importar a los equipos, fans, promotor… y ahí está la (para mí) punzantemente irregular temporada de Fermín Aldeguer con su Ducati MotoGP asegurada… con un sueldo muy muy a la baja, unos 300.000 €/temporada (que ya los quisiera para mí, por otra parte) que dejan entrever si las marcas quieren talentos, pilotos que hayan conseguido resultados notables, promesas o sencillamente pagar menos. Viendo lo absolutamente irregular paso de Aldeguer desde que llegó al Mundial de Moto2, se diría que la madurez y consolidación en los primeros puestos no es lo que prima. El Establishment que formamos entre todos dirá que hay que defender la llegada de Aldeguer a MotoGP, el mismo Establishment que defendió la llegada de Marini a Honda y que ahora defenderá que Marini rompa su contrato con HRC porque lo que Honda necesita es a Fabio Di Giannantonio. Esperad unos pocos días y veréis. El mismo Establishment que criticará este texto por decir que la presión mediática que reciben los rookies de Moto3 es excesiva y quizá sea un error trabajar en obtener más visibilidad que resultados que, por lo visto, tan buen resultado ha dado en el pasado reciente y no tan reciente (sarcasmo).

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.